I CONGRESO PARAGUAYO DE CIENCIAS SOCIALES

En conmemoración de los 50 años de CLACSO

"LAS CIENCIAS SOCIALES ANTE LOS RETOS DE LA JUSTICIA SOCIAL"

11 al 13 de julio de 2017

1. Deudas y desafíos de las ciencias sociales en el Paraguay

El inicio del proceso de institucionalización académica de las ciencias sociales en Paraguay data de apenas unas cinco décadas, con avances y deudas en términos de la consolidación de un campo científico con estatuto epistémico propio y con capacidad de insertarse en la realidad nacional aportando conocimiento original y relevante.

Durante el régimen autoritario, el avance de las mismas se vio limitado por procesos de censura y autocensura, así como de persecución política a exponentes de las diferentes disciplinas que  componen dicho campo. Por otra parte, en el periodo de la democratización, la ruptura entre la investigación y la enseñanza, la dispersión de las actividades de investigación entre centros no-gubernamentales principalmente, así como la inexistencia de estímulos financieros y simbólicos para la consolidación profesional de un cuerpo científico profesional crítico en el país, llevaron a conjugar los esfuerzos académicos en una lógica de desarticulación entre los grandes problemas de la realidad social nacional y la producción de conocimientos, en el sentido de que los resultados de la labor investigativa se vio poco vinculada a alimentar los movimientos sociales y las políticas públicas para apuntalar el desarrollo y el bienestar de la sociedad paraguaya.

La necesidad de refundar el marco institucional en la actualidad requiere una amplia discusión que dé cuenta de los nuevos escenarios, tanto a nivel nacional como internacional, que se presentan para el progreso de las ciencias sociales, en especial su institucionalización universitaria y su articulación con los desafíos de la realidad social. A propósito, la movilización en pos de la apertura de una facultad de ciencias sociales en la principal universidad pública nacional así como la habilitación de carreras de grado y postgrado de áreas que hasta la actualidad irrumpieron en el campo más como resultado de esfuerzos aislados que como parte de una política académica (v.gr. la antropología) son desafíos impostergables y que deberá convocar a todos los miembros de la comunidad científica.

Finalmente, la necesaria y urgente coordinación de los esfuerzos de investigación con los de compromiso social y político con este momento histórico de transformaciones sociales con persistentes problemas tales como la desigualdad, la pobreza, el deterioro ambiental, entre otros, obliga a las y los cientistas sociales a reflexionar sobre estrategias efectivas de vinculación con los procesos sociales para encaminar los cambios sociales que ya acaecen, por otros caminos, en especial los que apuntalen el desarrollo con justicia social.